¿Quién creó a Dios?

“Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.” – Salmos 90:2 (RV1960)

Desde grandes hasta pequeños en algún momento se han hecho la siguiente pregunta: “si Dios creó todo, ¿quién creó a Dios?”. Muchos se quedan pasmados al escuchar la pregunta y pocos logran verbalizar alguna respuesta razonable y convincente. Espero por este medio poder resolver este acertijo.

La respuesta corta a la pregunta es simplemente que nadie creó a Dios, pues Él siempre ha existido.[1] Sin embargo, pocos quedan convencidos ante dicha respuesta. Ahora bien, la realidad es que dicha respuesta hace mucho sentido. Veamos por qué. Pensemos en la pregunta inicial por un momento. Cuando preguntamos “¿Quién creó a Dios?” estamos buscando una fuente que originó a Dios. Supongamos por un momento que un ser llamado Oryx creó a Dios. ¿Acaso esto convencería? No lo creo. El interrogador siempre podría decir: “Ok, Oryx creó a Dios. Pues dime, ¿quién creó a Oryx? ¿De dónde salió?”. Y así siempre podríamos seguir por toda una eternidad preguntando “¿Quién creó a fulano? ¿Y quién creó a sutano?”. Esto es sumamente problemático, pues las preguntas en algún momento deberían terminar. Tiene que haber un ser con la capacidad de crear y que a su vez no haya sido creado. De no ser así, entonces terminaríamos en absurdidades como una cadena interminable de creadores sin un comienzo.[2]

Pensemos en la existencia como un regalo (ver fig. 1 abajo). Nuestros padres nos pasaron este regalo a nosotros y ahora nosotros existimos. Nuestros padres a su vez recibieron este regalo, pues ellos no poseen la existencia en sí mismos. Y así los padres de nuestros padres, los animales, las galaxias, los elementos y el universo. La existencia es un regalo que se ha ido pasando a diferentes objetos y en algún momento llegó a nosotros. Pero, ¿de dónde salió el regalo? ¿Cuál es la fuente de la existencia? Dios es la fuente de la existencia; Él sí posee la existencia en sí mismo. Todo aquello aparte de Dios recibe la existencia. Si no hubiese una fuente de la existencia, entonces nadie sería capaz de recibir el regalo de la existencia. Por eso es que la pregunta “¿Quién creó a Dios?” no hace sentido.[3] Tiene que haber un ser que posea la existencia en sí mismo. De lo contrario nada existiría. La Biblia afirma que dicho ser es Dios. Por lo tanto, ¿quién creó a Dios? Nadie, pues Él es la fuente de la existencia que es capaz de dar existencia a otros.[4]

O4YIM60.jpg

Fig. 1: El regalo de la existencia tiene que salir de algún lugar. Dios es de quien nace el regalo de la existencia. Todo lo demás simplemente recibe el regalo o lo pasa a otras manos.
La imagen fue tomada de: http://www.freepik.com/free-vector/gift-box-design_850511.htm

El siguiente argumento resume mis puntos:

  1. Todo lo que existe o debe su existencia a otro ser o posee existencia en sí mismo.
  2. Todo aparte de Dios debe su existencia a otro ser.
  3. Por lo tanto, Dios posee la existencia en sí mismo.
  4. Nada podría existir si no hubiera un ser con existencia en sí mismo.
  5. Por lo tanto, si Dios no existiese, nada podría existir.

***Este análisis puede resultar abstracto o complejo para algunos. Aproveche las notas al calce. Por favor deje un comentario y déjeme saber cómo me pudiera explicar mejor. La pregunta “¿Quién creó a Dios?” no es un misterio sin solución.***

Notas:

[1] Bíblicamente hay dos categorías muy importantes: el Creador y la creación (e.g,. Génesis 1:1; Juan 1:1-3). La pregunta asume erróneamente que Dios es parte de la creación. El Creador es eterno y nunca comenzó a existir.

[2] Esto es un absurdo pues, si la cadena de creadores es interminable, ¿entonces cómo es posible que yo haya comenzado a existir? Es como una fila eterna en alguna oficina del gobierno. Si delante de mí hay una fila con una infinidad literal de personas, entonces nunca me van a atender. Imagínese, pues, que luego de una hora me logren atender.  ¡Esto quiere decir que la fila no era infinita! De igual manera, si yo comencé a existir, esto significa que la fila antes de mí no es infinita, por lo que no puede haber una cadena de creadores interminable. Una segunda pregunta importante sería,  ¿qué explica la cadena de creadores interminable? En fin, tiene que haber un primer originador, pues 1) de la nada, nada sale y 2) la cadena no puede ser infinita.

[3] El hecho de que la pregunta “¿Quién creó a Dios?” no haga sentido o sea absurda no implica que la pregunta no sea buena. La misma ayuda a aclarar y entender el que Dios sea el comienzo de todo, el Creador.

[4] Tomando de la nota #2, la fila antes de mí no puede ser infinita, pues, de ser así, el regalo de la existencia nunca llegaría a mis manos (ver fig. 2 abajo). La fila debe ser finita. Esto implica que tiene un comienzo. El primer punto en la fila, por definición, no recibe el regalo, sino que lo pasa al próximo. El primero en la fila es Dios, quien tiene existencia en sí mismo. Bajo este análisis, la pregunta “¿Quién creó a Dios?” es absurda, pues no hay nadie antes que Dios en la fila. Él es el principio de todo.

waitingToExist.JPG

Fig. 2: Si hay una fila infinita detrás de mí, entonces yo tendría que esperar una eternidad para existir. En realidad yo nunca comenzaría a existir; nunca recibiría el regalo. Ahora bien, ¡yo sí existo! Por lo tanto, la fila antes de mí no pudo haber sido infinita, sino finita, con un comienzo (i.e., Dios).
Aunque la ilustración es mía, la imagen del dibujo esperando fue tomado de: http://blogs.psychcentral.com/mindfulness/files/2015/10/Icon-WaitingArea.jpg

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Apologetica

2 Respuestas a “¿Quién creó a Dios?

  1. Dios ha sido creador de todo y por ser un ente eterno no tiene principio ni fin, por ende no hubo nada que lo creara. Su existencia la creemos por la fe que nos regala El. Empíricamente es imposible comprobar su existencia . Solo la fe nos hace creer en lo que no podemos observar, y debido a esa misma fe su presencia está en nosotros. Muchas cosas que nos pasan en la vida no son casualidades sino más bien su control sobre todo en nuestra vida ya sean beneficiosas ó no beneficiosas, las beneficiosas para demostrarnos cuán grande es su amor hacia nosotros por su promesa de ayudarnos y las no beneficiosas como enseñanza en su continua bendición de mejorarnos para la santidad. Dios es el eterno creador !!

  2. Dios es la Causa de todas las cosas. Gracias por compartir esto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s