El nuevo ateísmo: ¿Qué debo saber?

A lo largo de la historia de la filosofía de alguna manera siempre se ha discutido el tema de la existencia de Dios. Desde la Grecia antigua hasta el momento presente ha habido pensadores que han escrito sobre esto. Hoy día a nivel popular la discusión sobre este tema también continúa, pero en ocasiones de una manera diferente. En años recientes un movimiento conocido como el nuevo ateísmo ha cobrado fuerza.

Se considera al Dr. Richard Dawkins, un etólogo británico, la cabeza de dicho movimiento. Con la publicación de su libro The God Delusion en el 2006 Dawkins ha ganado mucha fama. Ha inspirado a muchos ateos de todas partes del mundo a “salir del closet” y a declarar con orgullo que Dios no existe.

El libro de Dawkins también ha sido publicado en español, con el nombre El espejismo de Dios

Aunque se considera a Dawkins la cabeza del nuevo ateísmo, ya otros también han apoyado la causa anti-Dios. Algunos libros influyentes en esta temática son:

  • God Is Not Great: How Religion Poisons Everything por Christopher Hitchens
  • The End of Faith: Religion, Terror, and the Future of Reason por Sam Harris
  • Breaking the Spell: Religion as a Natural Phenomenon por Daniel C. Dennett
  • God the Failed Hypothesis?: How Science Shows That God Does Not Exist por Victor J. Stenger

Ahora bien, ¿por qué se llama este movimiento el nuevo ateísmo? Algunos consideran que se trata básicamente de los argumentos característicos de la filosofía del positivismo lógico del siglo pasado{1}, expresados de una manera diferente; por lo que no tendría nada de nuevo este movimiento. De esto tienen razón en un sentido. De acuerdo al nuevo ateísmo, entre la ciencia y la religión no existe ninguna relación. La ciencia se trata de la razón y la religión se trata de fe (ésta se define como una creencia sin base y sin evidencia que todo ser humano debe evitar{2}). Todos debemos exaltar la razón y creer en aquello demostrable por medios empíricos. Y, de acuerdo al nuevo ateísmo, el camino de la ciencia conduce a la no existencia de Dios, pues no existe ninguna evidencia conclusiva a favor de la existencia de Dios{3}. Hasta aquí se parece bastante al positivismo, pero hay otras características únicas al nuevo ateísmo.

Al reflexionar en los eventos de septiembre 11, 2001, y en otros a lo largo de la historia, los representantes del nuevo ateísmo argumentan que la religión en general es peligrosa para la sociedad. La religión conduce a la violencia, al fanatismo, a la ignorancia, a divisiones, a la opresión y a la intolerancia, entre otras cosas. Se tiene como meta la erradicación de la religión a largo plazo.

Richard Dawkins formando parte de la campaña atea en Londres

Una última característica del nuevo ateísmo es la actitud adoptada. Los nuevos ateos tienden a ser altivos y a estar más a la ofensiva. La gran mayoría suele expresarse sin temor y sin rodeos; directo y al grano. En el proceso hay quienes recurren a la burla y al sarcasmo. Sin duda, el ateísmo está de moda. ¿Cómo podría responder el pueblo cristiano a este reto? ¿Qué podemos hacer para estar preparados para dar respuesta a estas personas de la esperanza que tenemos (1P 3:15-16)? Lo primero que podríamos hacer es familiarizarnos con los argumentos más conocidos.

La objeción central del nuevo ateísmo gira en torno a la relación apropiada entre la ciencia y la religión. La posición que ellos suelen adoptar es la del cientificismo, la cual afirma que sólo las declaraciones basadas en las ciencias naturales tienen sentido (i.e., aquello que no sea evidente a los cinco sentidos carece de significado). En respuesta, nosotros podemos señalar (con reverencia y respeto) que la ciencia en sí parte de presuposiciones que no pueden ser comprobadas por los cinco sentidos. Por ejemplo, la ciencia parte de lo siguiente:

  1. Las leyes de la lógica
  2. La naturaleza ordenada del mundo
  3. La confiabilidad de nuestra facultades cognitivas

La ciencia parte de estas ideas que no pueden ser científicamente comprobadas. Sin estas ideas, la ciencia se derrumbaría como una disciplina que nos lleva a la verdad del cosmos. En adición a esto, la idea misma del cientificismo no puede ser científicamente comprada, pues es una idea no accesible a los cinco sentidos; esto significa que el cientificismo es una idea incoherente e inconsistente que debe ser abandonada. Por otro lado, es importante dejarle saber al no creyente que el cristianismo le ofrece una base adecuada para las presuposiciones que fundamentan la ciencia. Nosotros los cristianos afirmamos la existencia de Dios, en cuya naturaleza las leyes de la lógica se anclan y quien creó y dio orden al universo (Jer 10:12; Prov 3:19; Sal 147:5; Jn 1:1-3). Además, nos creó a Su imagen y semejanza (Gén 1:26-27), dándonos la capacidad de pensar lógicamente y adquirir conocimiento. Es interesante saber que el cristianismo favorece más la ciencia que el ateísmo; pues el ateísmo se queda sin base para sustentar las presuposiciones de la ciencia.

Además de esta objeción central, ellos usualmente tienden a repetir otra serie de objeciones. Algunas, con una breve explicación, son:

a) El Dios de la Biblia no merece adoración
Dado a que Dios ordenó masacres en el Antiguo Testamento (e.g., Dt 20:16-18), Él no es bueno, dicen ellos. Aquí sería bueno reflexionar con el ateo sobre su definición del bien, procurando demostrar que sólo en Dios se sustenta una moral objetiva. Además de esto, recomiendo la lectura del libro reciente de Paul Copan (ver sección al final de lectura recomendada).

b) Dudas sobre la historicidad de Jesucristo
Con la popularidad de ciertos “documentales” (e.g., Zeitgeist (2007), The God Who Wasn’t There (2005), Religulous (2008)) se ha esparcido la idea de que el personaje de Jesús es básicamente una copia de mitos paganos (específicamente aquellos relacionados a las llamadas religiones misteriosas){4}. Además de la lectura recomendada, es buena idea retar al no creyente respecto a la confiabilidad de sus fuentes. Aseveraciones como “Jesucristo no existió” o “la resurrección de Cristo es otro mito más” requieren una justificación apropiada.

c) La evolución no es compatible con Dios
Richard Dawkins, por ejemplo, piensa que la teoría de la evolución es incompatible con la existencia de Dios. Es importante dejarle saber al no creyente que la evolución en sí no es incompatible, sino la presuposición que suele acompañar la teoría de la evolución (i.e., que la evolución es un proceso sin dirección o propósito final){5}.

d) La religión conduce a la violencia y a la intolerancia
No puedo negar el que existan expresiones religiosas que sí son violentas o muestran intolerancia. Ahora bien, no es correcto concluir una aseveración de esta clase sobre la religión en general. Los cristianos a lo largo de la historia se han conocido por grandes actos de amor y, lamentablemente, de violencia. Pero es importante señalar al no creyente que Jesús es nuestro modelo, quien nos manda a amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos (Mc 12:28-31) . El cristianismo no conduce por necesidad a la violencia y a la intolerancia{6}.

Con esto ya podemos tener una idea respecto a lo que nos podemos enfrentar en un encuentro con alguien influenciado por el nuevo ateísmo. Además, es bueno tener en mente lo siguiente.

Primero, busquemos retar las presuposiciones del “nuevo ateo”. No caigamos en la trampa de pensar que debemos responder a cada objeción que se nos presenta. Retemos a nuestro compañero también a ofrecer razones de sus creencias; ayudémosle a pensar en el proceso.

Segundo, evitemos caer en la postura del racionalismo o evidencialismo en nuestra tarea apologética, evangelística{7}. La enseñanza bíblica no apoya tales posturas. De acuerdo a la Biblia es Dios quien nos ha permitido conocerle; Él tiene la iniciativa. Además, toda persona posee algún conocimiento de Dios y de su culpabilidad ante Él (Ro 1-2). También, toda persona puede llegar al conocimiento de Dios sin necesidad de argumentos a favor de Su existencia. El Espíritu Santo es capaz de traer convicción a una persona de que Dios es real sin necesidad de argumentos o evidencia (Ro 8:15-16; ver también Hch 5:32, 1Co 2:6-16 y 1Jn 4:12-14). Es buena idea dejarle claro esto al no creyente, extendiéndole una invitación a buscar a Dios con un corazón sincero y humilde.

Tercero, cabe la posibilidad de que nos encontremos con un no creyente arrogante que lo que desea es ser sarcástico y burlarse de nosotros. Es importante siempre mantener la calma y aprovechar cualquier oportunidad para terminar la conversación. Greg Koukl, del ministerio Stand to Reason (http://www.str.org), nos exhorta a que en casos como estos tengamos en mente las palabras de nuestro Señor Jesucristo en Mateo 7:6.

Finalmente, busquemos siempre guardar nuestro testimonio, buscando ser luz y sal (Mt 5:13-16).

En conclusión, este movimiento continúa influenciando tanto a jóvenes como a adultos a nivel internacional. Sería un grave error no hacer nada al respecto. Preparémonos para así alcanzar al no creyente con el maravilloso evangelio y retar las ideas erróneas que promueven aquellos que pertenecen a este movimiento del nuevo ateísmo. ¡Adelante, en el nombre de nuestro Señor!

Notas:

{1} De acuerdo al Pocket Dictionary of Apologetics and Philosophy of Religion (IVP Academic, 2002), el positivismo lógico afirma una teoría de significado donde…

page4image22944

“…las proposiciones no-analíticas sólo tienen significado cognitivo si son empíricamente verificables. Partiendo de esta teoría, los positivistas afirmaban que toda proposición metafísica y teológica carece de sentido, y las proposiciones éticas eran analizadas como teniendo únicamente un sentido expresivo.” (Traducción mía)

{2} Lamentablemente esta definición de fe suele ser común entre la gente. Una definición más correcta de fe históricamente es una creencia basada en tres aspectos: notitia (conocimiento), assensus (asentimiento) y fiducia (confianza).

{3} El Dr. William Lane Craig, filósofo y teólogo, estaría en desacuerdo con esto. Él se basa en dos datos científicos muy importantes para dos de sus argumentos a favor de la existencia de Dios: el argumento cosmológico kalām (donde se basa en la teoría del Big Bang) y el argumento teleológico (donde se basa en las constantes del universo finamente ajustadas para el desarrollo de vida inteligente).

{4} Esta objeción no necesariamente refleja la postura de los líderes del nuevo ateísmo, pero sí es una que he notado que los partidarios en general usan comúnmente.

{5} El tema de la evolución es un tema controversial en general y entre cristianos en particular. Me parece sabio el que no hagamos de la evolución un obstáculo para la fe en Cristo. Uno puede ser cristiano y creer en la teoría de la evolución (propiamente definida).

{6} Se puede decir que la maldad del ser humano a fin de cuentas es producto de su naturaleza pecaminosa; y esto no se limita a algunos, sino que todo ser humano sufre de esta condición caída.

{7} El evidencialismo es una postura que afirma que una creencia es racional sólo si hay una cantidad de evidencia apropiada a su favor. Alvin Plantinga, un filósofo cristiano reconocido, ha criticado extensamente esta postura (ver lectura recomendada). El racionalismo, por otro lado, es la convicción de que la razón es el mejor o único camino a la verdad.

Lectura Recomendada:

Libros:

Copan, Paul. Is God a Moral Monster? Making Sense of the Old Testament God. BakerBooks, 2011

Dickson, John. The Christ Files: How Historians Know What They Know about Jesus. Zondervan, 2010

Koukl, Greg. Tactics: A Game Plan for Discussing Your Christian Convictions. Zondervan, 2009

McGrath, Alister. Science and Religion: A New Introduction. Wiley-Blackwell, 2009

Michael J. Wilkins y J.P. Moreland (Eds.). Jesus Under Fire: Modern Scholarship Reinvents the Historical Jesus. Zondervan, 1996

William Lane Craig y Chad Meister (Eds.). God Is Great, God Is Good: Why Believing in God Is Reasonable and Responsible. InterVarsity Press, 2009

Internet:

William Lane Craig en su página de internet (http://www.reasonablefaith.org) tiene muchísimos recursos excelentes de apologética. Esta es una página que definitivamente vale la pena compartir con creyentes y no creyentes. En particular me gustaría recomendar dos recursos relacionados al tema aquí discutido. Para poder verlos, es necesario registrarse a la página gratuitamente.

a. What is the Relation between Science and Religion? Este se encuentra yendo a “Popular” bajo “Articles”. En la sección de “Science and Theology” es que se encuentra este artículo.

b. Los siguientes artículos se encuentran yendo a “Popular” bajo “Articles”. En la sección de “Existence and Nature of God” es que se encuentran estos artículos:

  1. The New Atheism and Five Arguments for God
  2. The Absurdity of Life without God

Copan, Paul. Is Yahweh a Moral Monster? The New Atheists and Old Testament Ethics. Evangelical Philosophical Society. 19 Septiembre 2011

France, R.T. The Gospels as Historical Sources for Jesus, the Founder of Christianity. Truth Journal. 19 Septiembre 2011

Habermas, Gary. Resurrection Claims in Non-Christian Religions. Religious Studies, Vol. 25, No.2 (1989): pág. 167(9). 19 Septiembre 2011

Plantinga, Alvin. Is Belief in God Properly Basic?. Noûs, Vol. 15, No. 1 (1981), pág. 41-51. 19 Septiembre 2011

page6image15808
page6image16080
Anuncios

1 comentario

Archivado bajo A Cristianos

Una respuesta a “El nuevo ateísmo: ¿Qué debo saber?

  1. jesiely

    Quiero decir que me hiciste levantarme de la cama para poder contestarte decentemente. Me gusta mucho la exposición sobre el nuevo ateísmo. Quisiera añadir, y me corriges si estoy errada, que parte de este nuevo ateísmo, a mi entender, tiene que ver mucho con la necesidad de llenar un vacío existencial. Me he encontrado con gente que para ir en contra de la corriente se aferran a estas ideas. Mucha gente tiene también bagaje que no ha querido trabajar con él, así justificando las posturas en contra. He visto que justifican ataques directos debido a lo que mencioné. Pero bueno, sea lo que sea que haya llevado a estas personas a pensar de esta manera el Espíritu Santo puede abrirle los ojos siempre y cuando se lo permitan. Me gusta mucho lo que Pedro nos habla en su primera carta, sobre defender con mansedumbre nuestra fe siempre y cuando sea requerido. He sido testigo del grave error que cometemos los cristianos al tratar de imponer nuestra creencia. Muchas veces se hace de manera involuntaria por la pasión que hay en el corazón de llevar la verdad de Cristo al mundo, pero no pedimos discernimiento ni nos preparamos para ello. Este es un gran reto que los cristianos de hoy estamos enfrentando, y me refiero a romper con los paradigmas y estereotipos que se han presentado contra el cristianismo en general.

    Me gustó mucho lo que escribiste. Te invito a leer de mi blog de Escatología 101. Estoy muy feliz de los logros que has alcanzado, y sé que vas a alcanzar muchos más. Que Dios te bendiga y estaré pendiente de todos tus escritos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s